Niveles de seguridad baja

iskro 03Según el tipo de establecimientos los cerrajeros deben establecer un tipo de seguridad física. Las viviendas aun siguen estando en vulnerabilidad por poseer muy pocos dispositivos de seguridad asociado, encabezando las estadísticas de robo y de hurto.

Dentro de las medidas que son necesarios para establecer un nivel adecuado de seguridad está la instalación de cerrajería de calidad en zona franca, pero además incorporando un sistema de alarmas de intrusión avanzado con comunicación remota, también establecer un perímetro más allá de los límites del área protegida.

La incorporación de cercas que posean concertinas o alambres de seguridad y el empleo de perros guardianes para evitar la intrusión de cualquier enemigo. No esta demás cualquier elemento que sume más fuerza y disuada la entrada no autorizada a la propiedad.

¿En que consiste la Seguridad mínima?

Su objetivo va enfocado a impedir alguna actividad o intrusión de un enemigo externo que infrinja a la propiedad armado o desarmado.

La labor de los cerrajeros requerirá la instalación de un sistema de seguridad que cuente con barreras físicas naturales y estructurales como puertas y ventanas equipadas con cerraduras de buena calidad, producidas por fabricantes de calidad reconocida.

El área residencial en su mayoría sigue teniendo un nivel muy bajo de seguridad física. Para algunos propietarios les parece una exageración la instalación de más de un elemento de protección que la cerrajería común, más no cuando se convierten en víctima.

La idea no es ser atacados para poder establecer las medidas, sino ser preventivos, conociendo los casos que se presenten en la zona residencial y no escatimar en establecer la seguridad necesaria.

Una Seguridad baja

En este nivel se busca impedir y a su vez detectar alguna actividad inusual de carácter externa. Es decir, no solo resistir el ataque de los delincuentes sino informar de que hay un posible ataque. Para lograr la resistencia de puertas y ventanas se deben complementar con otros obstáculos como puertas reforzadas, rejas, rejillas, cerraduras de alta seguridad y un mejor sistema de iluminación.

Este sistema de seguridad va aumentando su complejidad por la incorporación de elementos que sumen más tiempo para el intruso en poder penetrar el establecimiento.  Hay que destacar que se hace necesaria la instalación de un sistema básico de alarma local con funciones mínimas de detección.

La seguridad física baja se observa en las pequeñas tiendas, bodegas de almacenamientos, restaurantes e incluso pequeñas estaciones de policía, entre otros establecimientos.

Aumentando hacia una Seguridad media

El nivel de seguridad media se observa en establecimiento como almacenes, plantas industriales, algunos minoristas o cadenas de supermercados, algunas instituciones gubernamentales e instalaciones militares.

El objetivo en un sistema medio de seguridad debería impedir, detectar y evaluar actividad externa no autorizada y al mismo tiempo detectar actividades inusuales e ilegales dentro del mismo establecimiento.  Dicha actividad va desde un hurto simple hasta una conspiración para cometer sabotaje.

Este nivel de seguridad se vuelve aún más complejo, ya que debe no solo impedir la intrusión sino combatir el delito en su interior. Establecer una protección mayor es la implementación de varias herramientas.