Lo mejor en ventanas de seguridad con marco de PVC

Por mucho tiempo se creyó que metales como el aluminio y sus aleaciones eran los materiales más idóneos para la fabricación de ventanas blindadas.

Pero hoy en día, nuevas alternativas en seguridad se han abierto paso, a fin de cumplir con las necesidades de los clientes, además de optimizar los beneficios que ya disfrutaban los dispositivos de seguridad.

Este es caso de las Ventanas Blindadas de PVC, que se han convertido en la nueva tendencia por razones que se suman a la función protectora de estos mecanismos de cierre.

Debemos entender qué llevó a los desarrolladores a utilizar el PVC entre sus materiales de fabricación, el cual tiene características que no tienen nada que envidiar al aluminio.

Se ha convertido en el boom del mercado cerrajero, pues toda innovación causa curiosidad en los compradores, convirtiéndose en tendencia y luego en política.

Conociendo más sobre el PVC

El PVC o Policloruro de vinilo se trata de un plástico que se polimeriza a partir de monómeros de cloruro de vinilo.

Esto significa, que en unas condiciones definidas, estos monómeros se reproducen en cadenas muy largas que se compactan de tal manera que dan origen a la estructura del conocido PVC.

Este polímero tiene unas condiciones de dureza superiores a las de otros plásticos, y su degradación es muy lenta, pues por ello se emplea en la fabricación de tuberías.

Por ello, fabricantes como Italblock y Fenster se han dedicado a desarrollar lo mejor de las ventanas blindadas a través de este resistente plástico.

Ventajas de las Ventanas de PVC

Son ventanas que tienen precios considerablemente inferiores a las ventanas blindadas de acero y aluminio, sin que ello influya en su nivel de protección.

Estas ventanas no están fabricadas totalmente en PVC, sino que tienen un refuerzo metálico, que permite darle la forma de acuerdo a los requerimientos de fabricación.

Se trata de ventanas que son muy difíciles de deformar, esto gracias a los métodos de fabricación empleados, de manera que el acero o aluminio se encuentra muy bien integrado al PVC.

Al igual que las ventanas de aluminio, el vidrio que poseen las ventanas de PVC ha pasado por tratamientos de acondicionamiento previos como el templado o la laminación.

Además, son ventanas que trabajan en función del aislamiento térmico, permitiendo que todos los espacios que las tienen a su disposición se mantengan a una temperatura agradable.

Y lo mejor es que cuentan con una estética bastante agradable, permitiendo la elección de diferentes estilos de acuerdo al gusto del cliente.

Otros aspectos adicionales

Aunque se trata de ventanas muy seguras, su nivel de protección es ligeramente inferior al que poseen las ventanas de acero y aluminio.

Sin embargo, son dispositivos de cierre que han ocupado un lugar importante para clientes que no disponen de tantos recursos para comprar una ventana blindada de metal.

Pregunta a tu cerrajero sobre cuáles son las mejores opciones en ventanas de PVC, a fin de instalarlas y seas beneficiario de este elemento innovador y a la vez seguro.