Las cerraduras de Borjas ¿deberíamos seguir teniendo una o no?

Dispositivos de cierre hay muchos, pero existe uno que causa cierta curiosidad pues hasta no hace mucho se empleaba para las puertas de entrada.

Es el caso de las cerraduras de Borjas, que se caracterizan por poseer un escudo liso sin cilindros, cuyo canal donde se introduce la llave, en la mayoría de las ocasiones tiene forma de ojete.

A través de ese ojete se inserta la llave, que es diferente a las serradas o de puntos, las cuales constan de un cilindro alargado, donde su terminal tiene unas aletas con perfiles que varían de acuerdo a la cerradura.

Estéticamente son muy bellas, y le dan un toque de glamour retro a la puerta que las posee, sin embargo muchos han tenido que prescindir de este tipo de cerraduras por motivos de seguridad.

¿Por qué ya no instalamos casi cerraduras de Borjas?

Las cerraduras de Borjas por mucho tiempo estuvieron presentes en los hogares españoles, sin embargo, a ciencia cierta no se sabe que origino que fuesen cerraduras vulnerables por los maleantes.

Una versión es que, los malhechores, basados en técnicas utilizadas por los cerrajeros en les corts, introducían una lámina de metal que hacía prácticamente una radiografía de la llave a introducir, para luego replicarla.

Luego la copia se introducía en la cerradura y se conseguía abrir este tipo de herrajes. Este método se conoce como Magic Key, y es el precursor de métodos de robo como el impresioning.

Otra versión es en la que se asume que alguna cerrajeria eixample se desvirtuó de su actividad, tomándola como provecho para delinquir.

En todo caso, estas cerraduras también son susceptibles de abrirse con ganzúas, por lo que los cerrajeros optaron por concluir que este tipo de cerraduras no son totalmente seguras y que debían empezar a suprimirse.

La solución al problema

Si analizamos detenidamente, las cerraduras de Borjas son dispositivos que se asemejan mucho al modelo de cerraduras antiguas, y estas por supuesto son muy fáciles de abrir.

Al ser fácilmente vulneradas estas cerraduras, cumplen el criterio de obsolescencia, que permite tomar la decisión de cambiar este tipo de cerraduras.

Su diseño, no permite que se le puedan cambiar los cilindros, ya que su estructura es carente de esta parte.

Por supuesto, estas cerraduras no son tan fáciles de sustituir, por lo que muchos cerrajeros recomiendan incluso, migrar hacia otro tipo de puertas que admitan cilindros o bombines, preferiblemente de seguridad.

¿Entonces, este tipo de cerraduras quedaría en el olvido?

Por supuesto que no, ya que este tipo de cerraduras son una parte importante en la evolución de la cerrajería como la conocemos actualmente.

De igual modo, las cerraduras de Borjas han servido de inspiración para crear los escudos antirrobo, a fin de cubrir las marcas de los bombines y disminuir la perpetración de robos

A pesar de todo son herrajes que tienen cierto encanto y belleza, por lo que muchas personas no descartan en utilizarlas en puertas interiores, claro está, si este tipo de cerraduras es de su total agrado.